Mi visión de la educación

Me preocupa ver en la educación de hoy día, especialmente en la primera etapa de educación infantil, que a pesar de que los niños y niñas son muy pequeños tienen marcados unos objetivos muy concretos y estructurados en la escuela infantil, sin valorar que cada niño y niña es diferente, con sus necesidades y ritmos de aprendizaje y crecimiento diferentes. Realmente lo que necesitan en sus primeros años de vida es que les llenen de cariño y respeto y les brinden las herramientas para avanzar y crecer, estando disponible ante cualquiera de sus necesidades. Como madre de día Granada, atiendo a un grupo tan pequeño de niños y niñas (máximo 4), pudiendo así garantizar que cada peque avance a su ritmo, sano y feliz.

El juego libre será la base, acompañado de rutinas, las cuales contribuyen a crear un clima estable y seguro, tan importante para los niños y niñas.

En el nido de Belén dispongo de diversos materiales no estructurados, que permiten dejar volar la imaginación y tener infinitos usos, estimulando su imaginación y creatividad. Apuesto por los materiales reciclados, naturales y de calidad, intentando que muchos de ellos sean de madera natural y no tóxicos, especialmente en el primer año de edad en el que el bebé innatamente siente la necesidad de explorar, tocar y chupar lo que encuentra a su alrededor.

Mi papel será el de acompañar a las y los peques en su desarrollo, aportando la seguridad y el apego que necesitan y estando atenta a sus intereses y necesidades. A partir de ahí, puedo prepararles materiales y ambientes específicos o hacerles propuestas de juego, pero nunca imponerles su participación. Serán libres de jugar a lo que les apetezca, disponiendo del material a su alcance, con la seguridad que necesitan para explorar su entorno libremente, para así lograr su desarrollo integral. Como madre de día en Granada me nutro de las aportaciones de la pedagogía de María Montessori o Celestin Freinet, donde el aprendizaje se basa en la observación, experimentación y acción propias, y no en la imposición.

En el nido de Belén hay muy pocas normas y muy sencillas que permiten llevar a cabo una convivencia pacífica y tranquila.

  • El respeto a los demás y al entorno.
  • Mantener el orden en el espacio.

Trabajaré estos valores poco a poco, como algo positivo y nunca impuesto, sin prisas, sin agobios, disfrutando de cada paso y avance.

La resolución de conflictos se realiza a través del diálogo y del juego, sin hacer uso de castigos ni recompensas, apostando por una disciplina positiva, basada en la comunicación, amor y empatía.

Periodo de adaptación

Personalmente prefiero llamarle periodo de vinculación, ya que mi objetivo será crear un vínculo de afecto y cariño, que el niño y niña cada mañana quiera venir feliz al nido de Belén. Debemos de darle la importancia que este periodo requiere, ya que generalmente este momento supone la primera separación de la madre y el bebé, y puede ser un proceso doloroso y difícil para los dos (no sólo para el niño, a veces también para la madre). Por tanto, se necesita tiempo, respeto y un acompañamiento adecuado. A diferencia de las escuelas infantiles, las madres de día nos adaptamos a los ritmos y necesidades de cada niño y niña en la incorporación al espacio, enfocándonos en su bienestar, sin prisas, entendiendo que habrá niños que necesiten más o menos tiempo. En el nido de Belén trabajaremos juntos para lograr una incorporación paulatina y adecuada que se adapte a las necesidades de cada familia.

Alimentación

La lactancia materna o artificial debe ser a demanda, y esto suele ser un problema cuando buscas escuela infantil ya que suelen tener horarios preestablecidos y no se adaptan a las necesidades de tu familia.

Como madre de día te ofrezco tres opciones:

  • Si la opción de tu familia es la lactancia materna tienes la posibilidad de acudir a dar el pecho en el momento que quieras.
  • Si por motivos de trabajo no puedes acudir a dárselo tú misma, puedes extraértela y se le ofrecerá a demanda.
  • ​En caso de que vuestra opción sea la lactancia artificial se le ofrecerá igualmente a demanda.

Cuando, sobre los 6 meses, tu hijo comienza con la alimentación complementaria hay que tener presente que su alimento principal sigue siendo la leche. Los alimentos deben incorporarse progresivamente y siempre sin obligar.

El método Baby Led Weaning, o alimentación autorregulada por el bebé, es un método que le permite explorar texturas y sabores y que es un sensacional ejercicio de motricidad. Para ello se le ofrece la comida en trozos que él mismo pueda agarrar, experimentando, descubriendo y disfrutando realmente de cada textura y sabor.

Si esta no es tu opción también podemos empezar con triturados o alimentación mixta.

Una opción es que la familia sea quien traiga la comida, sobretodo hasta que tengan introducidos todos los alimentos, para así poder adaptarnos a las necesidades de cada peque.

Y la otra opción es un menú diseñado por un nutricionista y, al ser pocos niños, permite adaptarlo en función de las necesidades de cada uno (alergias, intolerancias, etc.). Soy consciente de la importancia de una buena alimentación y selección de alimentos, por ello en el nido de Belén la comida será de procedencia ecológica, cocinando con productos de temporada, y sin hacer uso de ningún tipo de azúcar. Para ello dispongo del curso de manipulador de alimentos de alto riesgo.

Descanso

Si te preocupa que se rompan los ritmos de sueño de su pequeño, en el Nido de Belén dispongo de una zona destinada al descanso exclusivo en la que se promueve la autonomía mediante colchones bajos, sin ningún peligro de caída, permitiendo que sean ellos/as quienes decidan cuándo quieren acostarse o levantarse. Respetando sus horarios de descanso en todo momento. Si tu hijo o hija se siente cómodo/a siendo porteado, aquí también encontrará esta opción.

Salud

Muchas familias confiesan que llevar a su hijo o hija a una madre de día permite al pequeño enfermar menos.

Aseo

La base para unos buenos hábitos de higiene es la autonomía. Por eso el baño está preparado para que puedan hacer uso de él de manera autónoma.

Con respecto al proceso de dejar el pañal, ha de realizarse con calma y cariño, deteniéndonos en cada paso y haciéndoles partícipes de todo, para que este momento sea una etapa de disfrute y no de sufrimiento y frustración. Para ello necesitan nuestro apoyo y que dejemos las comparaciones y los juicios a un lado. Al igual que con otros muchos temas, la comunicación con las familias es crucial en este proceso.

Las familias

Tomando como referencia la pedagogía Waldorf, pienso que es esencial crear un vínculo estrecho con las familias, permitiendo estar en armonía y continuidad con la crianza y educación de sus hijos e hijas.  Las puertas del nido siempre estarán abiertas a propuestas por parte de las familias y serán participes de talleres y actividades en el espacio, pudiendo disfrutar de momentos únicos y mágicos. Se realizan reuniones cada mes o dos meses, según petición y necesidades, estando en cualquier momento a disposición de las familias. También creemos que es muy importante el contacto entre las familias que apuestan porque sus pequeños crezcan en el mismo ambiente, creando así los mecanismos para que puedan estar en contacto, conocerse y establecer relaciones de apoyo.

También entiendo y soy consciente de la diversidad de modelos de familia y de las circunstancias familiares concretas que acompañan al peque, teniéndolas muy en cuenta.

Animales

En la casa viven también dos gatas, Neko y Amelie, con quienes compartirán los espacios (excepto la habitación de descanso que puede ser de uso exclusivo), brindando la oportunidad de que descubran el amor y el respeto hacia los animales de una forma directa y segura.

Neko pasó sus primeros años viviendo con 3 niños, con lo que es muy cariñosa y paciente con ellos. Amelie es una gatita adorable, muy independiente, que se pasa el día durmiendo y tomando los rayos de sol que entran en casa. Las gatas disponen de un espacio exclusivo para su comida y arenero donde los y las peques no pueden acceder. Y ambas tienen todas sus vacunas, desparasitaciones, microchip y regularmente se les cortan las uñas.

Existen diversos estudios sobre los beneficios sobre la salud, en personas que se han criado en contacto con animales. El hospital universitario Kuopio en Finlandia es uno de los muchos que ha llevado a cabo experimentos con mascotas y bebés, demostrando que su presencia en el hogar reduce considerablemente el riesgo de padecer algunos problemas de salud. Si quieres que tus hijos desarrollen sus defensas y fortalezcan su sistema inmunológico, tener un gato es una experiencia ideal para lograr esto.

Además, muchos son los estudios que señalan a los gatos como animales cuya compañía es capaz de prevenir las enfermedades cardiovasculares, calmar los nervios, liberar el estrés y combatir los estados de depresión, gracias al placer que produce acariciarlos y escuchar su ronroneo, y a la tranquilidad que son capaces de trasmitir con su actitud relajada. Sus hijos pueden beneficiarse de ello.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies